EADTrust

El 38% de la banca europea está en fase inicial de adaptación a la nueva directiva PSD2

By on 26 octubre, 2017
PwC shadow banking 03

PwC logoSólo un reducido grupo de bancos y entidades financieras en Europa se encuentran actualmente preparadas para la entrada en vigor, el próximo mes de enero, de la nueva Directiva de Medios de Pago (PSD2).

El informe Waiting for the Eleventh Hour elaborado por PwC a partir de una encuesta realizada a 39 bancos de 18 países de la UE –incluido España- revela que el 38% de las entidades financieras europeas están, todavía, en una fase inicial de adaptación a la normativa, un 47% en periodo de diseño y solo un 9% están ya en proceso de implementación de los nuevos requerimientos (ver cuadro).

Así, el 94% de los bancos están todavía trabajando en su adaptación a la PSD2. Una normativa que, entre otras muchas cuestiones, obligará a las entidades europeas a abrir sus infraestructuras de pago y a compartir los datos de sus clientes con otros proveedores de servicios financieros, los llamados third party providers.

El hecho de que el 38% de los bancos europeos esté todavía en una fase inicial es especialmente significativo si tenemos en cuenta que el 70% de las entidades entrevistadas reconoce que la nueva directiva va a tener impacto en todas las funciones de su organización. La PSD2 tiene como objetivo transformar el mercado de los medios de pago en la UE, para introducir una mayor competencia, impulsar la innovación y permitir el acceso de nuevos entrantes al sector.

El documento refleja que la principal área que, desde dentro de las entidades, está impulsando la adaptación a la PSD2 es la de cumplimiento –para el 19% de los encuestados-, seguida de la de operaciones y -17%- y de la de transformación digital -17%-.  Además, en la encuesta también se pregunta a los bancos sobre sus preferencias en torno a cuatro modelos de negocios emergentes en el entorno de los medios de pago y una mayoría, del 50%, se inclina por convertirse en plataformas agregadoras de pago –banks as platform aggretator- en cuyas infraestructuras puedan integrarse terceros y ofrecer sus productos y servicios.

En enero de 2018, está previsto que se acabe el control que hasta la fecha han tenido los bancos sobre la información de sus clientes y sobre los medios de pago. A partir de entonces, las entidades deberán tener sus sistemas preparados y securizados, desde un punto de vista legal, tecnológico y operativo, para poder poner los datos de sus clientes a disposición de terceros de forma segura.

La puesta en marcha de la PSD2 es un paso más hacia un mercado de open banking, por cuanto supondrá una reducción de las barreras de entrada para las Fintech y para otros proveedores de servicios.

Para Raquel Garcés, socia del Sector Financiero de PwC, los bancos y las entidades financieras se enfrentan a un doble desafío en relación con la PSD2. Asegurarse que cumplen con la nueva normativa en el momento de su entrada en vigor y, por otro lado, ser capaces de adaptar sus estrategias y sus modelos de negocios en un mercado que en los próximos años va a experimentar una fuerte transformación”.

El informe se ha realizado a partir de una encuesta efectuada, en el primer semestre de 2017, entre la alta dirección de 39 bancos líderes en 18 países de la UE (Italia, Dinamarca, Reino Unido, Francia, Eslovakia, República Checa, Belgica, Finlandia, Luxemburgo, Polonia, Portugal, Irlanda, Suiza, España, Alemania, Holanda, Austria y Noruega).

Para acceder al informe completo hacer link aquí 

Deja un comentario