Revolution Banking SP 2016

Akamai lanza una solución para gestionar Bots en webs de entidades financieras

By on 6 julio, 2016
Akamai sala control

Akamai logoPara muchas instituciones financieras, el tráfico de bots (agregadores, scrapers y rastreadores) representa entre un 40 y un 60% del tráfico general en su sitio web, ya sea a través de herramientas no maliciosas relacionadas con tareas esenciales de la empresa, o bots maliciosos que sí realizan actividades dañinas.

Puede que los bancos, los operadores, los gestores de activos y las aseguradoras conozcan la cantidad de tráfico que procede de bots, pero lo que no saben es el impacto que pueden tener estos bots en su actividad empresarial. Akamai Technologies ofrece algunos consejos para entender y gestionar los bots en instituciones financieras y así mejorar el rendimiento de los sitios web.

Los bots constituyen una parte fundamental del ecosistema de Internet. Sin embargo, el tráfico de bots puede reducir el rendimiento de los sitios web para los usuarios legítimos, e incrementar los costes de TI. Para solucionar este problema, las instituciones financieras necesitan un marco flexible que les permita gestionar mejor sus interacciones con distintas categorías de bots (agregadores, scrapers y rastreadores), así como el impacto que estos tienen en la actividad empresarial y la infraestructura de TI.

Agregadores

Los agregadores de cuentas financieras recopilan información de diferentes cuentas bancarias: de inversión, asociadas a tarjetas de crédito, personales, de empresa. Los datos de las cuentas se recopilan mediante conexiones de datos directas o técnicas de “scraping”, en las que un usuario proporciona la información de acceso a la cuenta, que permite que un sistema automatizado extraiga o recopile la información desde una interfaz diseñada para usuarios. Los agregadores son populares y se han diseñado para ayudar a que los usuarios gestionen mejor su dinero mediante la reducción de las tareas de recopilación e introducción manual de datos.

Mchas instituciones financieras quieren disponer de un mayor control del creciente volumen de tráfico que llega a su sitio procedente de los agregadores de cuentas. Los agregadores pueden generar problemas de rendimiento debido a la concentración de usuarios que acceden al contenido al mismo tiempo. Además, desean disponer de capacidad para realizar un seguimiento del tráfico de usuarios en comparación con el de bots, reducir los riesgos y garantizar la fiabilidad de sus propiedades digitales.

Los clientes de instituciones financieras actuales buscan, indagan y con frecuencia, se suscriben a nuevos productos financieros a través de un canal digital. El primer paso es realizar una búsqueda online. Los motores de búsqueda crean bots para rastrear los sitios web y devolver información sobre el contenido de un sitio, además de ayudar a priorizar estos sitios web en los resultados de la búsqueda. Los bancos, los inversores y las aseguradoras online deben garantizar un alto rendimiento de sus sitios a los rastreadores de los motores de búsqueda, así como a los usuarios, ya que unos tiempos de carga lentos pueden afectar de manera negativa a su posicionamiento y a la experiencia del usuario.

Varios bancos han restringido el acceso de los agregadores no procedente de sus partners, impidiendo el acceso a sus datos. Esta decisión puede que no resulte popular entre los consumidores, que esperan poder ver toda su información financiera en un solo lugar.

Otra función de los agregadores, o bots, en las instituciones de servicios financieros es rastrear el sitio con el fin de evaluar la eficacia de sus esfuerzos de optimización del motor de búsqueda (SEO). Esto se puede realizar mediante bots creados internamente o a través de un servicio externo. Las entidades financieras deben asegurarse de que estos bots obtienen la información que necesitan sin que la experiencia digital de sus clientes se vea negativamente afectada.

Una consecuencia de la proliferación del tráfico de bots es que los datos de marketing, sobre los que se basan las decisiones tácticas y estratégicas clave, pueden estar contaminados e incluir tanto actividades de usuarios legítimos como actividades de bots. Los bots sesgan los datos y ofrecen una representación distorsionada de la verdadera naturaleza de los clientes de la entidad, lo que anula las conclusiones que puedan extraerse de los datos recopilados.

Además, la competencia puede utilizar bots para rastrear de forma regular y automática el sitio de la institución financiera con el objetivo de extraer estos datos para obtener una ventaja competitiva. Las instituciones financieras también necesitan gestionar los agregadores de terceros que rastrean sus sitios para buscar tipos de interés, y posteriormente, presentarlos en un sitio de terceros, posiblemente tratando de captar clientes.

¿Qué sería lo mejor?

La solución ideal permitiría que las instituciones financieras pudieran administrar el tráfico de bots para garantizar el mejor resultado posible, esto es, la maximización de los resultados positivos y la minimización de los negativos, en función del tipo de bots que vea.

Akamai salaCuando una institución financiera detecta bots maliciosos, el bloqueo es solo una solución temporal que, a la larga, resulta ineficaz: los bots bloqueados simplemente volverán de forma más rápida y más inteligente. Al gestionar la interacción de estos bots con el sitio, puede minimizar el impacto negativo de estos sin revelar al operador que está observándolos. Las dos soluciones más comunes consisten en la mera ralentización de estos bots, para reducir el valor y la pertinencia de la información de la que hacen acopio, o en el suministro de información alternativa, que los desvía a una página con un contenido intencionadamente impreciso.

Akamai ha creado una solución concebida para que estas instituciones puedan identificar, clasificar y gestionar los bots (tanto los buenos como los malos) con el fin de lograr los objetivos de su sitio web. Bot Manager ofrece una serie de funciones de gestión que trasciende el simple bloqueo. Estas, a su vez, pueden analizar y elaborar un informe de la actividad para mejorar la visibilidad en lo que a bots se refiere.

La solución de Akamai identifica las solicitudes generadas por los bots para separar el tráfico de estos del de los usuarios reales, lo que puede ayudar a mejorar los datos y el análisis de marketing.

www.akamai.com

Deja un comentario