Revolution Banking SP 2016

Cerrar oficinas bancarias no significa suicidarse

By on 27 febrero, 2015
Oski Goldfryd TV 300

JPMorgan Chase prevé cerrar 300 de sus oficinas bancarias en los próximos dos años, hasta finales de 2016. La mitad aproximada de esa cifra en cada año. ¿Acaso van mal los negocios de la entidad? Al parecer no es esa la razón, o por lo menos eso es lo que han explicado a los inversores.

El banco explica que ya cuenta con 19 millones de clientes que son usuarios de su aplicación de banca online, y cada vez hay más usuarios que utilizan los canales digitales, especialmente a través de teléfonos móviles. Es cierto que la mayor parte de las transacciones realizadas son básicas, pero solo es cuestión  de tiempo el que los usuarios vayan sofisticando su operativa.

Este canal online está teniendo crecimientos anuales del 20%. Un dato destacable señala que en 2014 el servicio de pagos P2P de la aplicación fue utilizado 30 millones de veces, lo que representa un aumento del 80% con respecto al año anterior. Pero también la utilización de cajeros automáticos en las sucursales se ve afectada por este proceso. En los últimos años, los depósitos a través de cajero automático crecieron de un 10% a un 48%, quitando actividad a las operaciones en ventanilla.

Aunque lo costos de los depósitos se han reducido casi a la mitad, existen otras evidencias que han determinado este paso que dará el banco. Es que los clientes del canal digital son más propensos –un 10%- a mantenerse fieles a la entidad como su banco principal.

Todo este proceso ha traído también aparejada una importante reducción de personal en las oficinas, aunque la entidad sostiene que los actuales empleados están más preparados para ofrecer servicios de asesoramiento a los clientes.

Entre algunos de los banqueros en España todavía existe la concepción de que la actividad tradicional en la oficina bancaria representa la atalaya donde las entidades van tejiendo el entramado relacional con sus clientes. Algo que para ellos representa el verdadero core de su negocio.

Todavía tenemos entidades en España que “obligan” a sus clientes a pasar por ventanilla para realizar depósitos. Muchas veces los clientes se sienten realmente maltratados por tener que esperar en largas colas. Allí se escuchan los comentarios acerca de las entidades en las que puedes realizar en un cajero automático casi el mismo número de transacciones habituales que se ven obligados a realizar en ventanilla.

Según un reciente estudio de Celent, la banca estadounidense invertirá en TI 62.200 millones de dólares en 2015, algo más de los 59.500 millones en 2014. Todo el sector está volcado en conocer la eficiencia real de los canales digitales, online y móvil. Las aplicaciones ya existen, solo hay que mejorarlas y abrirlas a más opciones para los clientes.

Aumentar el negocio, y al mismo tiempo reducir los costes operativos. Con tantas amenazas de empresas que ni siquiera vienen del negocio financiero tradicional, no parecería incongruente pensar también que aquel espacio histórico, la misma oficina que veíamos en las películas de vaqueros, una vez que vayan desapareciendo los clientes que sólo conocían a su sucursal, vayan perdiendo también su peso en la cuenta de resultados.

No se trata de que desaparezcan, ni de una muerte lenta. Tan solo adaptar el negocio financiero al momento en que vivimos los bancos, y los clientes.

Quedo a su disposición ante cualquier duda o comentario acerca de lo publicado en FinancialTech Magazine. Nuestros buzones de correo-electrónico están abiertos a sus quejas y colaboraciones.

La sección de Opinión es el sitio idóneo para que los profesionales expresen su visión sobre los diferentes aspectos que conforman el sector.

Un saludo, y hasta la próxima.

Oski Goldfryd, Director de FinancialTech.

Deja un comentario