EADTrust

Consulta pública de la CNMV sobre la Guía Técnica para proteger al cliente inversor

By on 4 mayo, 2017
CNMV edificio

CNMV logoLa Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) ha puesto a consulta pública la Guía Técnica para la evaluación de los conocimientos y competencias del personal que informa y asesora en las entidades financieras.

Esta guía contiene los criterios que va a aplicar la CNMV a la hora de evaluar los conocimientos y competencias del personal que informa y asesora en las redes de venta de las entidades financieras (en particular entidades de crédito, empresas de servicios de inversión y sociedades gestoras de instituciones de inversión colectiva), uno de los ámbitos a los que se refiere Mifid II.

Se trata de que los clientes comprendan los riesgos de los productos en los que inviertan, en base a una correcta información y asesoramiento, y puedan tomar decisiones mejor informadas. Las entidades tendrán más garantías de que su personal contará con la debida formación para ejercer sus labores y obligaciones de acuerdo a la normativa. El personal que ofrece servicios inversión, tendrá los conocimientos y experiencia necesarios para ejercer sus tareas y responsabilidades correctamente.

La CNMV ha elaborado esta guía tras un debate con todos los colectivos afectados. El objetivo final es garantizar que el personal de ventas cuente con la formación y las aptitudes necesarias para informar y asesorar correctamente a los clientes y que estos puedan tomar decisiones de inversión bien informadas. El plazo para recibir comentarios finaliza el 10 de mayo.

El documento describe los conocimientos concretos que debe tener el personal de la red de ventas de las entidades financieras que presten servicios de información y asesoramiento a clientes y las características que debe reunir la formación interna o externa dirigida a asegurar que el personal adquiere tales conocimientos, incluidas las diversas modalidades. Igualmente, establece criterios y principios organizativos que deben seguir para asegurar y demostrar el cumplimiento de la Guía Técnica.

La guía técnica será de aplicación desde el 1 de enero 2018

El personal que facilita información a los clientes deberá tener conocimientos sobre:

  • Mercados financieros
  • Las características de los servicios que prestan y su alcance
  • Los productos que venden
  • A qué tipo de clientes van destinados
  • El riesgo
  • Los gastos y las implicaciones fiscales
  • El efecto de las cifras económicas en la posible evolución de los productos
  • Los límites en los pronósticos de previsión
  • La normativa de abuso de mercado y blanqueo de capitales

Además de todos los anteriores, el personal dedicado al asesoramiento deberá tener formación sobre:

  • Los requisitos y las obligaciones de idoneidad establecidos en Mifid
  • La evaluación de los materiales ofrecidos al cliente
  • La estructura del mercado para cada tipo de producto
  • Conocimientos básicos sobre valoración
  • Fundamentos de la gestión de cartera, así como las implicaciones de la diversificación

Además de los requisitos de formación, se establece la necesidad de una experiencia mínima de 6 meses a jornada completa para poder informar o asesorar de modo autónomo a los clientes.

Cuando el personal no tenga la formación no podrá prestar servicios de información o asesoramiento sobre inversiones, salvo bajo supervisión directa de un empleado que sí los tenga. Esta circunstancia no podrá prolongarse por un periodo superior a cuatro años.

Y si tiene la formación pero no la experiencia, no podrá prestar servicios de inversión, salvo que lo haga bajo supervisión directa de un empleado que sí los tenga.

La responsabilidad de las entidades es garantizar que el personal posee los conocimientos y competencias previstos en la guía.

Para acreditarlo deberán optar por una de las tres posibilidades que se describen más abajo y, en función de ello, asegurar con carácter general, la correcta evaluación de los conocimientos del personal, la equivalencia de las cualificaciones, y que se cumplen los requisitos de formación continuada.

Las entidades tendrán tres posibilidades para acreditar que sus empleados tienen los conocimientos adecuados:

  • Un título o certificación incluido en la lista que elaborará la CNMV
  • Otra cualificación externa, quedando bajo la responsabilidad de la entidad comprobar la equivalencia de la formación y la evaluación con los requisitos de la guía
  • Cualificación interna de la entidad que cumpla los requisitos de la guía, también bajo la propia responsabilidad de la entidad.

La CNMV integrará en sus actividades habituales de supervisión (horizontales o a distancia) la verificación de los requisitos establecidos en la Guía Técnica.

www.cnmv.es

Deja un comentario