Revolution Banking SP 2016

Convego Print On Demand, nueva solución de G&D para el envío personalizado de tarjetas

By on 7 septiembre, 2015
G&D Carriers

Al año se envían millones de carriers (soporte de papel al que se adhieren las tarjetas para ser enviadas a los clientes) y muchos de ellos terminan directamente en la basura una vez que los clientes han despegado la tarjeta. Para ello, G&D ha puesto en marcha una solución llamada Convego Print On Demand (impresión a demanda) a través de la cual los bancos pueden convertir sus carriers convencionales en un canal de comunicación con el que mejorar su relación con el cliente.

La solución Print On Demand permite que los emisores puedan utilizar sus carriers para llevar ofertas y mensajes segmentados y personalizados a sus clientes, pudiendo incorporar gráficos y contenidos únicos adaptados a cada cliente en, literalmente, cada carrier que se imprima. Esta variabilidad podría basarse en los segmentos de mercado, ofertas en cada época del año, campañas.

Cumpliendo con ciertos criterios, los emisores de tarjetas pueden incorporar campañas de marketing y ofertas, proponiendo ofertas únicas personalizadas para cada cliente constituyendo una nueva fuente de ingresos. Por ejemplo, una institución financiera podría proporcionar un bono de 50 mil puntos de recompensa de otra empresa para las primeras 500 personas que activen la tarjeta.

G&D Carriers_2Según explica G&D, los carriers preimpresos pueden retrasar tanto el tiempo que tardan las nuevas ofertas en llegar al mercado, como la capacidad de respuesta a los cambios normativos y otros cambios similares para los emisores de tarjetas. Los carriers preimpresos no solo son estáticos, posiblemente obsoletos para cuando lleguen al almacén, sino que también retrasan aún más el time-to-market, debido a los plazos de entrega asociados con el desarrollo de las especificaciones, la impresión, envío y manipulación.

La impresión bajo demanda permite a los emisores mantener sus carriers actualizados y a disposición a la velocidad a la que funciona el negocio. Con la solución Print On Demand, los emisores pueden controlar sus campañas de marketing, su imagen de marca y sus mensajes de una forma más dinámica.

Con los carriers preimpresos, los emisores incurren en ciertos costes hasta que llegan al consumidor: gastos de stock, gastos de envío y manipulado, impresión final y procesamiento. Con la impresión bajo demanda, se reducen estos tres costes en uno solo, y además se añade la comodidad de trabajar únicamente con un proveedor.

www.gi-de.com

Deja un comentario