EADTrust

España a la vanguardia de la innovación en pagos móviles, según un informe de GFT

By on 26 octubre, 2016
gft-mobile-payments-2016

GFT logo pequeñoGFT ha anunciado el lanzamiento de un Whitepaper que muestra la evolución de los pagos móviles a nivel internacional y establece recomendaciones para el sector financiero. Dicho informe destaca que, en el ámbito europeo, España, junto con el Reino Unido e Italia, son los países más innovadores en pagos móviles.

En Alemania todavía existe la necesidad de que se produzca un cambio de mentalidad por parte de los consumidores. En general, las soluciones de pagos móviles están adquiriendo cada vez más importancia en el escenario internacional, con pioneros en este ámbito emergiendo en Asia y el Pacífico y algunas regiones de África, donde muy pocas personas poseen una cuenta bancaria tradicional.

El Whitepaper de GFT, ‘Mobile Payments 2016: Current market analysis, impacts and recommendations for the banking sector’ ofrece una visión global de ocho mercados clave: España, Alemania, Suiza, Italia, Reino Unido, Estados Unidos, Brasil y China. Compara la evolución de estos mercados y evalúa los avances que se han logrado en relación a su anterior informe sobre tendencias en pagos móviles elaborado en 2012.

Manuel Lavín, Director de Transformación Digital de GFT España, explica que “La cadena de creación de valor, cada vez más diversa y compleja, determinará el futuro de las operaciones de pago”. En muchos países, nuevos players están abriéndose camino en el mercado de pagos móviles, y no todos provienen del sector financiero. Por un lado, los fabricantes de smartphones aúnan su dominio del sistema operativo móvil con ideas de negocio disruptivas mientras que, por otro lado, los gigantes de Internet de Estados Unidos y también cada vez más de China, están particularmente interesados ​​en la monetización de los datos de sus clientes a través de monederos digitales. Lavín afirma que “Los nuevos competidores en el área de operaciones de pago, hasta ahora dominada por los bancos, son el creciente número de startups FinTech”.

 gft-mobile-payments-2016_2

En Europa, muchos países ya cuentan con algunos mecanismos de pago con tecnología contactless. Precisamente en este aspecto, España es uno de los mercados más avanzados gracias a que la tasa de penetración de smartphones aquí (80%) es la más alta de todos los países analizados. Mientras que en otros países, como Alemania, todavía se está trabajando para la implantación de terminales en puntos de venta compatibles con los pagos contactless, en España estos sistemas ya se han implantado en más de 600.000 comercios, lo que representa un 70% del sector. Aunque no hay actualmente ningún claro ganador, la tecnología más difundida es NFC.

El aspecto más llamativo de la evolución de los pagos móviles en España ha sido el acuerdo alcanzado dentro del sector bancario para crear Bizum, un sistema de transferencias instantáneas y pagos entre teléfonos móviles que acaba de ser lanzado y que apoyan 27 entidades españolas, es decir, el 95% del mercado. “España sigue a la cabeza de la digitalización bancaria y, en concreto, lanzando al mercado propuestas de pagos móviles pioneras que, sin duda, marcarán la evolución del futuro de este sector también en otros países”, afirma Lavín.

Los grandes bancos también pueden apoyarse en la confianza de sus clientes, particularmente en todo lo relacionado con la protección de su privacidad. Según los datos de una encuesta realizada en 13 países europeos, Australia y Estados Unidos y publicada recientemente por ING-DiBa, tres de cada cuatro consumidores confían en una aplicación de su propio banco cuando realizan una operación de pago móvil con su smartphone, mientras que sólo uno de cada diez optaría por un proveedor de TI o de internet.

Pero aún hay más: el mercado de la zona euro se expondrá a una nueva dinámica con la introducción de nuevos servicios de pago instantáneo. En el año 2018, debería ser posible realizar pagos en tiempo real en la zona euro, inicialmente entre empresas y particulares. Los requisitos legales, a través de los cuáles la Unión Europea pretende impulsar la competitividad y la seguridad en el mercado de pagos móviles, ejercen una presión adicional sobre las instituciones financieras.

Con la implementación de la Directiva Europea sobre Servicios de Pago (DSP2), los bancos se verán obligados a garantizar el libre acceso a terceros a las cuentas de sus clientes, en el caso de que estos lo consientan, lo que supone un cambio significativo sobre la naturaleza más bien “protegida” de la relación que existe actualmente con el cliente.

“Debemos centrarnos en la experiencia del usuario final. Establecer el contacto adecuado con el cliente es esencial para ser líderes en el mercado de servicios de pagos móviles. Es la experiencia de usuario, en particular, la que marca la diferencia entre el éxito y el fracaso. A partir de aquí, podemos ganarnos la fidelidad del cliente o perderlo para siempre”, añadió Lavín.

El nuevo Whitepaper de GFT se puede descargar aquí.

 

Deja un comentario