Revolution Banking SP 2016

Informes de riesgo país: la economía del centro, este y sudeste europeo se recupera

By on 14 octubre, 2015
Mastercard Flecha arriba

Credito y caucion logoCrédito y Caución ha difundido un informe en el que evalúa los riesgos económicos y la capacidad de pago de los países de centro, este y sudeste europeo, en foco mediático por ser zonas de paso de los movimientos migratorios de refugiados que acuden a la Unión Europea.

De acuerdo con el informe, las economías de estos mercados experimentan mejoras en su crecimiento debido en gran medida a un mayor consumo privado, así como a la ligera recuperación de la inversión y la mejora de las exportaciones.

Inversión y moneda volátil en Hungría

Hungría experimentó un crecimiento significativo del PIB en 2014, del 3,5%, tras el 1,7% de 2013. Esta mejora se debe al incremento de la demanda de los hogares, al importante aumento de la inversión y al crecimiento de las importaciones y las exportaciones. El desempleo pasó del 7,5% en 2008 a más de un 10% en 2012. Esta tasa comenzó a disminuir en 2013 y se espera que siga disminuyendo hasta un 7,5% en 2015. Hungría todavía registra un nivel muy alto de deuda pública. En 2011, esta alcanzo el 82% de PIB y solo se redujo hasta el 77% del PIB en 2014.

La previsión para la reducción de deuda pública de Hungría sigue siendo pesimista, ya que se muestra muy vulnerable ante la volatilidad de las inversiones extranjeras y la moneda. Hungría tuvo importantes déficits aunque esta situación mejoró a partir de 2009 gracias a una disminución de las importaciones y a una rápida recuperación de las exportaciones.

Fortaleza de la República Checa

La economía checa, una de las más fuertes de la región, sufrió una contracción en 2012 y 2013, como resultado de las medidas de austeridad adoptadas y la caída de la demanda comercial de la Unión Europea, que golpeó sus exportaciones. A pesar de esto, el crecimiento volvió en 2014, gracias a un mayor consumo privado, el aumento de la inversión y el gasto público.

Se espera que el PIB crezca un 3,0% en 2015 y un 3,1% en 2016. La tasa de desempleo alcanzó un 6,1% en 2014 pero se espera que disminuya en 2015 y 2016 gracias a la fuerza que está ganando la economía. Por otro lado, las finanzas públicas mejoraron en 2013, pasando el déficit de un 3,9% en 2012 a un 1,2%, por debajo del 3% de los criterios de Maastricht.

Esta mejora significa que la República Checa no ha tenido problemas en adherirse a los criterios de adopción del euro. Se prevé que la deuda del gobierno permanezca en niveles bajos los próximos años debido a un fuerte crecimiento económico.

Rápido crecimiento en Polonia

En los últimos años la economía de Polonia ha crecido a un ritmo considerablemente más rápido que el resto de la zona euro. En 2014 el PIB polaco aumentó un 3,4%, impulsado principalmente por el consumo privado y la inversión. Se espera que la economía se beneficie de los bajos precios de la energía y que el PIB crezca un 3,5% en 2015, gracias al aumento de la demanda doméstica y al crecimiento de las exportaciones.

Desde 2013 la inflación ha sido baja e incluso alcanzó valores negativos en algunos momentos de 2014. La tasa de desempleo, aunque por debajo de la media de la Eurozona, se mantuvo alta en 2014, al 9,0%. Desde el año 2007 la deuda pública polaca ha aumentado hasta que, en 2013, alcanzó su punto máximo del 57% del PIB. No obstante, en 2014 se redujo hasta el 50%. El déficit por cuenta corriente ha disminuido debido principalmente a un aumento de las exportaciones sobre las importaciones.

Estabilidad en Eslovaquia

La economía eslovaca creció un 2,4% en 2014, impulsado por el gasto de los consumidores, la inversión de las empresas, el consumo del gobierno y las exportaciones. Se espera que el crecimiento aumente en 2015 y 2016, hasta el 2,8% y el 3,5% respectivamente, por la fuerte demanda interna y el aumento de las exportaciones a la Eurozona.

Las previsiones apuntan a una disminución del desempleo desde el 14,2% en 2013 al 11,7% en 2015 y al 10,9% en 2016, debido principalmente a la mejora de las condiciones económicas internas. El déficit presupuestario se mantiene estable por debajo del 3% desde 2013. Se espera que se reduzca hasta el 2,4% en 2015 y el 1,6% en 2016.

Los rendimientos de la deuda pública a largo plazo han disminuido rápidamente en los últimos tres años. Se espera que el nivel de deuda pública tienda a estabilizarse en el 57% del PIB en 2015, antes de comenzar a disminuir en los próximos años.

Debilidades estructurales en Turquía

Turquía ha experimentado un gran progreso económico con un crecimiento del PIB superior a la media europea convirtiendo a este país en uno de los mercados emergentes más destacados. Sin embargo, desde 2013 las debilidades económicas estructurales de Turquía han resurgido: entre ellas su alta inflación, las grandes necesidades de financiación externa, la fuerte dependencia de las entradas de capital y la débil liquidez internacional.

En 2014 la economía turca perdió fuerza debido a un menor crecimiento de las exportaciones, limitadas por mayores tasas de interés y una depreciación de la moneda que encarecieron las importaciones. Al ser un gran importador de petróleo, la economía turca debería beneficiarse de los bajos precios del petróleo, lo que ayudaría a impulsar la demanda privada, a bajar la inflación y a disminuir su gran déficit de cuenta corriente.

www.CréditoyCaución.es

Deja un comentario