Revolution Banking SP 2016

La banca, frustrada por los fallos en los sistemas de seguridad de sus comerciantes

By on 9 octubre, 2014
Easy solutions candado

Easy Solutions logoEasy Solutions y el Information Security Media Group han publicado una encuesta realizada en conjuntamente donde se recogió la opinión de más de 300 entidades bancarias y financieras con presencia en los Estados Unidos, Europa y Latinoamérica.

El 50% considera que el mayor reto para la seguridad es la falta de conocimiento del cliente, seguido por el 42% que opina que es la insuficiencia de presupuesto y personal,  y el 36% que reconoce la dificultad para la integración de datos de diversas fuentes.

La encuesta “Las Caras del Fraude, subtitulada El Impacto de las fallas de seguridad en los minoristas”, deja ver la frustración de entidades bancarias y financieras, sobre los fallos de seguridad de sus comercios y su percepción de las responsabilidades de seguridad. Diez conclusiones clave de la encuesta:

El 70% de los encuestados dice que ellos o sus clientes se vieron afectados por la violación de la tienda Target. Los impactos directos informados por los encuestados son: 60% reemitió tarjetas de crédito, 50% pérdidas de tiempo / recursos en la respuesta,

Un 43% vio los incidentes de fraude resultantes de estas infracciones. El 48% considera que los comercios afectados deben ser considerados responsables, mientras que el 28% dice que es una culpa compartida debido a los fallos en los sistemas de pagos.

Preguntados sobre cómo abordar las vulnerabilidades de violación en el futuro, los encuestados declaran: 57%, los comerciantes y sus proveedores deben ser más responsables; 56%, los comerciantes y sus proveedores deben cifrar los datos de los clientes en sus sistemas, 56%, Estados Unidos debe acelerar la migración a EMV, 52%,  PCI DSS debe mejorarse y hacerse cumplir.

Aun así, pese a la frustración de las entidades financieras, en muchos casos no están tomando medidas serias para la prevención de fallos de seguridad.

Consultados sobre qué medidas concretas se han tomado, los encuestados son muy pasivos: 29%, mayor intercambio de información; 23%, trabajar con asociaciones de la industria, 23%, campañas de formación a los comerciantes; 23%, campañas de educación con clientes de los comerciantes.

Los tres principales desafíos más grandes para la prevención y detección de fraude son:  50%, la falta de conocimiento del cliente; 42%, la insuficiencia de presupuesto / personal; 36%, dificultad para la integración de datos de diversas fuentes.

En comparación con el 2013, las tres principales formas más comunes de fraude son las mismas que en 2013 y 2014:

  • 65% – tarjeta de crédito / débito.
  • 46% – phishing / vishing.
  • 43% – cheque.

Otra preocupante y recurrente tendencia es que las instituciones financieras detectan el fraude cuando es notificado por un cliente (62% de las veces).

Las pérdidas financieras han cambiado considerablemente en el plazo de un año. Mientras que en 2013, sólo el 34% de los encuestados informó de un aumento, el 51% de los encuestados en el 2014 dice que sus pérdidas han aumentado.

Los investigadores y los vendedores advierten de un aumento en el malware móvil, pero sólo el 18% de los encuestados ve lo que llama un aumento significativo, y un 41% no ve ningún cambio significativo desde 2013.

 

Deja un comentario