Revolution Banking SP 2016

La digitalización y la nueva regulación crearán nuevos modelos de negocio en la Banca Privada

By on 19 julio, 2016
KPMG banca privada españa

KPMG logoAnte un periodo cada vez más tecnológico y globalizado, la industria de la Banca Privada en España debe enfrentarse a una serie de retos para seguir el compás de la transformación del mercado. Los principales desafíos que afronta el sector son el estrechamiento de márgenes y la digitalización de los servicios, seguidos de los riesgos legales y reputacionales.

Esta es una de las principales conclusiones de la segunda edición del informe Expectativas de la Banca Privada en España elaborado por KPMG, donde se afirma que la transformación del sector traerá consigo una etapa de concentración a través de fusiones y adquisiciones de las entidades, según apunta más del 75% de los encuestados para la elaboración del mismo.

Al igual que ocurre en otros mercados, el proceso de digitalización de la industria es una realidad que las entidades deben afrontar. En este marco, la ciberseguridad se ha identificado como unos de los principales desafíos ya que los ataques de terceros son hoy un riesgo real en este ámbito.

Además, el crecimiento sostenido de esta industria en España ha atraído también a los principales competidores internacionales. No obstante, y a pesar de que los grandes grupos financieros españoles acaparan aún la mayor cuota de mercado, las entidades independientes son las que han experimentado un mayor crecimiento en términos de cuota de mercado durante los últimos años.

Cambio de modelo

Otra de las conclusiones que destaca este informe es que los cambios regulatorios y en especial la aprobación de la MiFID II ha traído consigo una transformación del modelo de negocio y un incremento significativo de costes de cumplimiento en la industria de la Banca Privada en España. De ahí que más del 65% de los participantes en esta encuesta cree que la trasposición de esta normativa europea supondrá una reducción en los márgenes.

KPMG banca privada españa_2Para Francisco Uría, socio responsable del Sector Financiero de KPMG en España, “la nueva regulación provocará cambios importantes en el mercado, dando lugar a la aparición de nuevos actores, modelos de negocio distintos y a una relación diferente con los clientes. El verdadero reto consiste en prolongar el comportamiento positivo alcanzado por el sector de banca privada en los últimos meses, en un entorno económico que tiende a ser más difícil”.

En cuanto a los servicios ofrecidos por esta industria, la gestión discrecional de carteras será el predominante por ingresos para las entidades, aunque es pronto para saber si esta normativa supondrá, en el medio plazo, el fin de las retrocesiones como ha ocurrido en otras jurisdicciones de nuestro entorno.

www.kpmg.es

Deja un comentario