Revolution Banking SP 2016

Cómo la economía algorítmica puede ayudar a las organizaciones a tomar mejores decisiones

By on 21 marzo, 2016
Manuel del Pino - Information Builders

InformationBuilders logoLos algoritmos están empezando a tener un gran impacto en nuestra economía al erigirse como fundamentales para procesar las ingentes cantidades de datos que empleamos cada día. Los algoritmos –es decir, los procedimientos o fórmulas que se utilizan para solventar problemas a través del uso de datos- se han convertido en una parte crucial de nuestras vidas tras la irrupción de Internet. Algunos incluso se atreven a afirmar que vivimos hoy día en el seno de una `economía algorítmica´.

Si bien, todavía hay un hecho evidente: no podemos confiarlo todo a un algoritmo. Piense, por ejemplo, en estas posibles situaciones: ¿se sentiría usted confortable si una fórmula decidiese por usted los planes del fin de semana? ¿Podría medir su humor en un día concreto y ajustar sus planes en base a esa variable? De manera realista, al menos por ahora, todavía dependemos de nuestro cerebro para tomar decisiones.

Sin embargo, si se usan correctamente, los algoritmos pueden asistirnos de manera muy satisfactoria para informarnos sobre hechos concretos y ayudarnos a tomar decisiones más inteligentes.

En primer lugar, son rápidos. Su velocidad nos permite procesar grandes volúmenes de datos a un ritmo vertiginoso. De hecho, pueden sugerir decisiones en segundos e incluso milisegundos. Sería interesante que el cerebro humano pudiese trabajar tan rápido, aunque, francamente, la capacidad analítica del ser humano no puede competir con el algoritmo en este segmento.

Information Builders BIPor otro lado, los algoritmos solo evalúan datos, es decir, los hechos que ya han sido recopilados y almacenados en los sistemas. De este modo, cualquier decisión algorítmica solo se basa en hechos concretos. La subjetividad y las intuiciones provocan que las decisiones humanas no se fundamenten en hechos y tiendan al error, lo que no siempre es el mejor punto de partida.

En tercer lugar, los algoritmos son un sistema de plena confianza para tomar decisiones. Presentando los mismos hechos, los algoritmos propondrán las mismas decisiones una y otra vez. Los humanos, por el contrario, probablemente tomemos diferentes decisiones ante los mismos escenarios.

Análisis en formato autoservicio

Si una organización pretende ser realmente eficiente y escalar operaciones comerciales de gran calado, ha de estandarizar sus procesos de toma de decisiones. En ocasiones se ha discutido sobre la necesidad o no de convertir a cada empleado en un analista de datos en si mismo gracias a la ayuda de herramientas en formato autoservicio.

En el marco de la economía algorítmica, sin embargo, los algoritmos pueden evaluar por si mismos cada hecho y presentárselos al empleado de manera objetiva, mitigando entonces la necesidad de crear una pléyade de analistas humanos. A partir de ese momento el trabajador podrá utilizar esos análisis para tomar decisiones velozmente, tomando los hechos y conectándolos con el contexto, el escenario y los objetivos. Esta suerte de “meta análisis” supondría una mejor utilización del tiempo del empleado, ya que aceleraría todo el proceso sin restarle a éste su capacidad para tomar la decisión final en ningún momento.

Las empresas podrán sacar mejor partido del precioso tiempo de sus trabajadores si les permiten acceder al “meta análisis” de la información, sin menospreciar las habilidades de procesamiento y analítica de los algoritmos. Considere esta recomendación cuando piense en la analítica del futuro y en cómo emplearla para transformar de manera real su negocio.

Manuel del Pino, Manager Preventa de Information Builders Ibérica

Deja un comentario