Revolution Banking SP 2016

La falta de sinergias tecnológicas, un obstáculo para las fusiones y adquisiciones

By on 23 junio, 2016
Lev Lesokhin - Cast

Cast logoLos recientes titulares sobre fusiones y adquisiciones (F&A) como el acuerdo de adquisición de Sainsbury de 1,6 billones de euros por parte del propietario de Argos, Home Retail Group; la fusión de Starwood Hotel & Resorts con Marriott Internacional por 11,5 billones de euros y el reciente acuerdo de fusión entre la Bolsa de Londres y el Deutsche Börse, han llamado la atención sobre las consecuencias de los fallos de TI ante las fusiones.

Las Fusiones y Adquisiciones continúan siendo impulsadas inevitablemente por los “Big Four” que buscan potenciar su oferta de consultoría, con recientes adquisiciones, incluyendo: la adquisición de PwC del grupo Outbox and Booz Company en 2014 y la adquisición de EY de las empresas tecnológicas Seren e Integrc. Sin embargo, no todas las F&A tienen éxito.

De acuerdo con un informe reciente de la Harvard Business Review, la tasa de fallos en fusiones y adquisiciones se sitúa entre el 70% y el 90%. Puede parecer una cantidad importante, pero si consideramos los factores corporativos y culturales que se dan durante una fusión o adquisición, no resulta tan sorprendente. La integración de las operaciones de TI de dos empresas normalmente resulta más complicado en la práctica que en la teoría.

¿Dónde comienza a ir todo mal?

Las F&A normalmente son impulsadas por “sinergias” o ventajas competitivas que se dan mediante la reducción de costes, con la tecnología jugando un papel importante en el proceso. De no producirse la sinergia, los resultados pueden significar que la compañía resultante del proceso no logre alcanzar los objetivos esperados en términos de ahorro de costes por las sinergias y economías de escala. Si no existe una tecnología común, habrá un menor número de prácticas comunes. El área de la tecnología en una organización se divide en tres capas:

  1. Proceso de operaciones de negocio
  2. Portfolio de aplicaciones
  3. Infraestructura

La capa intermedia, el portfolio de aplicaciones, juega un papel crucial porque dirige las otras dos capas. Aquí es donde se encuentra el reto, debido a la falta de conciencia en cuanto a la calidad del código de las aplicaciones. Los fallos en la capa de aplicaciones influyen en la calidad de la tecnología de la compañía resultante de la operación.

Una de las principales razones del fracaso de las F&A se debe fundamentalmente a la falta de conocimiento y comprensión del portfolio de aplicaciones. Analizando el portfolio de aplicaciones podemos detectar “malos patrones” que no son necesariamente errores, pero normalmente están relacionados con los errores, deben ser resaltados y corregidos antes de que causen o contribuyan a un fallo o una interrupción en el sistema resultante de la fusión.

Portfolio de aplicaciones

Llevar a cabo el análisis de la cartera de aplicaciones permite a los profesionales de TI abordar el problema del análisis del software en todo el portfolio. Una de las tareas más importantes en el análisis del portfolio de aplicaciones es plantear el tema de la calidad del software a través de las aplicaciones. Sin este análisis no hay manera de ver claramente qué aplicaciones presentan mayor riesgo y cómo compararlas.

Realizar un análisis detallado del portfolio de aplicaciones permite a los profesionales de TI identificar los riesgos potenciales y oportunidades de ahorro de costes a través de portfolios de aplicaciones distribuidas. Mediante la entrega de información y conocimientos relativos a la salud del portfolio de aplicaciones, se proporciona a los líderes de TI objetividad y claridad para tomar decisiones de negocio más informadas, en cuanto a la cantidad de deuda técnica de cada aplicación. Esto proporciona una visión clara sobre las aplicaciones que son una buena inversión y sobre cuáles deben evitarse.

El análisis de los factores de salud busca cientos de patrones de código problemático y malas prácticas de programación, los cuales incrementarían riesgos y costes en el software. Las métricas clave del portfolio incluyen rendimiento, fiabilidad y robustez, y proporcionan datos sobre el portfolio que podrá ser comparado con la industria para determinar si tienen mayor riesgo o mayor complejidad que la media.

La comparativa con el mercado de acuerdo con dimensiones tales como la tecnología de aplicación, habilidades de equipo, ratio de facturación y el total de usuarios finales proporciona una visión conjunta y objetiva del portfolio y proporciona datos fiables para la decisión de fusión (pre-fusión) o apropiadamente integrada (post-fusión)

Ser capaz de extraer los datos relevantes de manera rápida, es esencial en operaciones de F&A. Cuanta más información se consiga de forma temprana, más probabilidad habrá de identificar los riesgos inherentes a las aplicaciones. Todo ello juega un papel importante para permitir que las organizaciones financieras, como los bancos, puedan operar de manera segura y fiable durante y después de la transacción.

Cuando no hay sinergias tecnológicas, generalmente debido a que no ha recibido la atención adecuada, las organizaciones tienen mayores riesgos de encontrar fallos en sus sistemas. Los profesionales financieros deben entender el valor estratégico que desempeña el área de TI en el proceso de fusiones y adquisiciones, particularmente con adquisiciones que desempeñan un papel importante en el crecimiento del negocio. Muchas F&A no están a la altura debido a obstáculos en cuanto a integración tecnológica. El análisis del portfolio de aplicaciones no es solo un ejercicio técnico; es una estrategia inteligente de negocio.

Lev Lesokhin, Vice-Presidente Ejecutivo de Estrategia y Desarrollo de Mercados en CAST.

Deja un comentario