Revolution Banking SP 2016

La seguridad y la menor demanda de smartphones ralentiza la tecnología de consumo

By on 25 enero, 2016
Accenture Stories

Accenture logoLa elevada preocupación por la seguridad de los datos, la disminución de la demanda de smartphones y tablets, y el estancamiento en el crecimiento del mercado de Internet de las Cosas (IoT) obstaculizan la industria de electrónica de consumo y continuarán haciéndolo durante este nuevo año, según un nuevo estudio de Accenture.

El estudio Igniting Growth in Consumer Technology, realizado entre 28.000 consumidores en 28 países, presentado en Las Vegas durante el Consumer Electronics Show (CES), constata que para casi la mitad (47%) de los encuestados, la preocupación por la seguridad y los riesgos de privacidad figuran entre las tres primeras barreras para comprar un dispositivo y servicio de IoT, entre los que se incluyen, entre otros, smartwatches, wearables de fitness y termostatos para casas inteligentes.

De los encuestados que poseen o tienen previsto comprar un dispositivo de IoT este año, casi tres cuartos de ellos (69%) son conscientes de que estos productos pueden ser hackeados, y por lo tanto, sufrir el robo de datos o averías del dispositivo.

Dentro del grupo de propietarios o de aquellos que tienen previsto comprar un dispositivo de IoT en 2016, más de un tercio (37%) ha decidido ser más cautelosos al utilizar estos dispositivos y servicios; el 24% ha pospuesto la compra de un dispositivo IoT o la suscripción a un servicio de IoT; y el 18% ha dejado de utilizar sus dispositivos IoT o ha interrumpido sus servicios de IoT hasta que pueda conseguir garantías más seguras.

El estudio destaca también la tímida demanda para dispositivos tecnológicos entre los consumidores tradicionales. Por ejemplo, menos de la mitad (48%) de los encuestados dicen que tienen previsto comprar un smartphone este año, seis puntos por debajo del 54% del año pasado.

En este sentido, el número de personas que está valorando comprar una nueva televisión o una tablet este año – 30% y 29% respectivamente – también ha caído con respecto al 38% para ambos tipos de dispositivos del año pasado.

El estudio revela también una demanda limitada en el mercado de dispositivos de IoT, con el que la industria ha contado para dirigir el crecimiento, mientras que otros mercados como el de los smartphone madura.

Solo el 13% de los encuestados, por ejemplo, tienen previsto comprar un smartwatch el próximo año, apenas un punto porcentual más que el año pasado. El estudio desvela, además, un estancamiento similar en la demanda de otros dispositivos como pantallas de fitness, dispositivos wearables de salud, termostatos inteligentes y cámaras conectadas a la vigilancia doméstica – cada uno de ellos son mencionados solo como una compra prevista por el 9% de los encuestados, en torno al mismo porcentaje que el año pasado. Las ventas de smartwatches han sido particularmente desafiantes para productores y retailers dado que los productos no están alcanzando las expectativas de los consumidores sobre la duración de la batería, facilidad de uso y diseño.

Entre octubre y noviembre de 2015, Accenture ha llevado a cabo una encuesta online con 28.000 consumidores en Australia, Brasil, Canadá, China, la República Checa, Francia, Alemania, Hungría, India, Indonesia, Italia, Japón, Méjico, Holanda, Filipinas, Polonia, Rumanía, Rusia, Arabia Saudí, Eslovaquia, Sudáfrica, Corea del Sur, España, Suecia, Turquía, Emiratos Árabes Unidos, Reino Unido y Estados Unidos. Los encuestados están un rango de edad entre los 14 y los 55 años.

www.accenture.es

Deja un comentario