Revolution Banking SP 2016

La toma de protagonismo de las comunicaciones en la banca

By on 16 marzo, 2015
Manuel Pulido - Compart

Compart logoPara que las organizaciones financieras puedan seguir siendo competitivas en el mundo de hoy en día, que se rige por las tecnologías de la información, deben proporcionar información personalizada, cuando y como sus clientes la requieren, en una gran variedad de formatos. No cabe duda que ahora el objetivo es una mayor interacción con los clientes. La banca ha sabido sumarse a esta tendencia si bien aun encuentra algunas trabas en sus sistemas de legado, una arquitectura que requiere de adecuarse a la nueva era digital.

Lo importante es analizar qué está sucediendo en este sector para dar una respuesta efectiva a sus clientes. Principalmente, la banca ha iniciando el salto de las comunicaciones de salida en formato papel al digital, por lo que se hace imprescindible una nueva infraestructura orientada a servicios, el cloud computing, la virtualización, el big data así como las aplicaciones móviles y la interacción a través de internet. Los beneficios que implícitamente conlleva esta implementación son relevantes: uso de canales más baratos, cross-sell/up-sell, rápido ROI y fidelización de clientes.

Todo ello dando un mayor protagonismo a las comunicaciones que son la base de la productividad y la eficiencia, e indispensables para la toma de decisiones así como para la innovación. La inversión en tecnología avanzada especialmente relacionada con las comunicaciones permite acercarse más al cliente y desarrollar nuevos modelos de interacción para dirigirse hacia un servicio más centrado en el cliente, directo y orientado a ventas.

El mundo digital ha aumentado los canales de salida de las comunicaciones a los clientes, por lo que la principal desventaja podría radicar en que al aumentar el número de vías de salida, también lo hace la complejidad de la producción de documentos mientras no haya un sistema centralizado. ¿A qué me refiero? El documento centralizado ofrece beneficios reales: sin duda, la ventaja más importante es que la programación de la omnicanalidad de salida se realiza sólo una vez y no para cada aplicación, como en el método descentralizado.

Además, con el sistema de output management como eje central, podemos añadir nuevos canales de comunicación en cualquier momento, incluso podemos usar redes sociales. Los nuevos sistemas de output management centralizado permiten enlazar y controlar los pasos individuales requeridos en un ámbito de producción multicanal de forma totalmente automatizada.

Por tanto, el mundo es cada vez más digital y el acceso a la información más sencillo, de forma que el cliente puede tomar las mejores decisiones de manera más eficaz en todas sus interacciones con la empresa. Estamos inmersos en “la era del cliente”, donde la información y las tecnologías emergentes están cambiando la economía global.

Sin embargo es importante tener en cuenta que el objetivo fundamental en las comunicaciones a clientes debe ser adecuarse a la ley tanto de regulaciones de documentación digital como a la expresa a las entidades bancarias a fin de proporcionar documentos fiables legalmente hablando. La adaptación a las nuevas normativas en materia de comunicaciones digitales es uno de los pilares del entorno financiero a la hora de elaborar sus documentos de cara al cliente y a través de las TI.

Como resumen podemos indicar que serán tres los factores decisivos del futuro de los servicios en el sector banca: los smatphones, internet y las aplicaciones de banca inteligente. Los consumidores apuestan por la experiencia de un servicio multicanal seguro y las entidades ven en la tecnología una necesidad para reducir costes, aumentar las transacciones y proporcionar servicios personalizados a sus clientes en todo el mundo de forma legal.

Por eso es importante adecuar la tecnología a la centralización para el proceso de emisión de documentos con el fin de elaborarla para cualquier tipo de canal de salida, sin importar el formato o fuente. Lo ideal es que este factor se tenga en cuenta desde el mismo momento de la creación del documento. Con la eliminación de los costes postales y los de impresión, la distribución digital tiene un enorme potencial en el ahorro, concretamente con cifras de seis dígitos, lo cual acelera el progreso en este campo. La banca necesita agilizar este cambio.

Manuel Pulido Jr., Country Manager Compart Iberia

Deja un comentario