EADTrust

La transformación digital de la banca pasa por su conversión en plataformas abiertas

By on 11 julio, 2017
Minsait Indra dedos

Indra Minsait logoIndra ha trasladado a los asistentes del Digital Banking & Fintech Day 2017 su visión del sector bancaeio. Cuatro expertos de la compañía han enunciado los principales retos que plantea la transformación digital, y su impacto en el negocio. Fenómenos como la plataformización, la banca abierta o la demanda creciente de soluciones avanzadas de identidad digital.

El fantasma de la rentabilidad persigue al sector de los servicios financieros desde hace una década. En 2008, tras la dramática caída de Lehman Brothers, el RoE o Return on Equity quedó por debajo del Cost of Equity, lo que supuso la destrucción de valor para el accionista. Este problema, que se ha cronificado, ha favorecido una reflexión generalizada en las grandes entidades, plenamente conscientes del potencial disruptivo de los nuevos actores digitales. “Cuando en un sector como el de los servicios financieros, el gap de destrucción de valor pasa de ser coyuntural a estructural, por drástico que suene, tan sólo quedan dos alternativas: la desaparición o la reconversión”, apuntó Álvaro de Salas, Director de Innovación y Nuevos Negocios de Banca en Indra.

Los expertos de Indra coincidieron en considerar la transformación digital, más que como una amenaza, como una oportunidad para mejorar la estructura de costes de las entidades e incrementar su capacidad de predicción en materia de análisis de riesgo. Además, resaltaron que propicia un nivel relación con el cliente nunca visto en el ámbito analógico: las entidades estarán en disposición de ofrecer mejores servicios y de ofrecerlos en el momento preciso, esto es, cuando el cliente ha manifestado una necesidad concreta.

Mario Robredo, Senior Manager de Innovación y Nuevos Negocios de Banca en Indra, hizo especial énfasis en el cambio que se producirá en el ecosistema bancario: “el banco digital es capaz de conectar tres elementos, la comunidad de generadores de productos y soluciones y los consumidores, la infraestructura tecnológica y los datos, mientras que la banca tradicional se caracteriza por un modelo completamente cerrado”.

El modelo de banca abierta sitúa a la entidad financiera en el centro de un ecosistema en el que otros proveedores de servicios pueden innovar y ofrecer sus soluciones, lo que redunda, en última instancia, en una relación mucho más provechosa para los clientes finales del banco.

Indra sedeLa gestión avanzada del ingente volumen de datos que manejan las entidades financieras, gracias a capacidades analíticas y de Big Data, permitirán reformular su propuesta de valor. “El resultado será la mejora de la salud financiera del cliente y se traducirá en un conjunto de productos y servicios adaptados a sus objetivos vitales y totalmente orientados a garantizar su bienestar financiero”, aclaró Álvaro de Salas. La colaboración con empresas tecnológicas y un mayor nivel de cooperación entre entidades financieras se perfilan como dos rasgos definitorios de la banca abierta.

La transacción digital es uno de los procesos que mejor caracterizan el nuevo modelo hacia el que se dirige la banca. Es por ello que la llamada identidad digital, que tiene como objetivo garantizar la seguridad de dichas transacciones gracias a la correcta verificación de los datos de las partes implicadas, se presenta como una tecnología fundamental para implantar nuevos modelos de negocio que aprovechen el potencial que ofrece el ámbito digital.

El proceso de autenticación adquiere en el ecosistema digital, a pesar de su carácter aparentemente transaccional, un rol primordial. La legislación comunitaria ha reconocido esta nueva realidad y ha dotado de un marco regulatorio al mercado.

www.indra.es

Deja un comentario