Revolution Banking SP 2016

Las redes sociales también influyen cuando se pide un crédito

By on 26 febrero, 2015
Zaimo pantalla prestamos

Zaimo logoLas nuevas tecnologías en el campo del Big Data han hecho posible que la concesión de un préstamo ya no dependa sólo de los ingresos del solicitante, de si tiene un historial de crédito perfecto o de que haya restricciones financieras por la situación económica.

Empresas del sector de préstamos rápidos online, como Zaimo o Kredito24, han innovado al aplicar un sistema que analiza más de 15.000 variables antes de aprobar un crédito, entre las cuales figura la actividad pública en las redes sociales. Con esta nueva forma más exhaustiva de evaluar el perfil de crédito del solicitante, ciudadanos que hayan incurrido en algún impago en el pasado tienen la oportunidad de acceder a un crédito siempre y cuando el análisis del conjunto de variables sea positivo.

Entre los datos considerados, que son siempre de carácter público y obtenidos previo consentimiento del usuario, figuran el perfil de amigos, el número de contactos y los grupos en los que se participe. Las redes sociales que suelen influir más son Facebook y Linkedin. No obstante, también se evalúa información de Twitter, Google+, Foursquare o Instagram, entre otras.

El perfil del círculo de contactos es uno de los parámetros de redes sociales que se analiza. Los datos que se miden son su posición laboral -si se muestra-, el estatus social, número de amigos o grupos a los que pertenecen. La calidad de nuestros contactos es más importante que la cantidad de amigos o seguidores. Tampoco resultan determinantes ni las interacciones, como los ‘me gusta’, ‘compartir’, recomendaciones o menciones, ni el tiempo que se pasa frente a la pantalla del ordenador en redes sociales.

Aunque relevante, la información pública procedente de las redes sociales es sólo una parte entre las miles de variables que se consideran para calcular el ‘scoring’ de crédito de una persona. Por sí sola no es definitiva para aprobar o denegar un crédito. SIn embargo, sí tendrá más peso en el resultado final en aquellos casos en que el resto de datos analizados resulte insuficiente.

“Las nuevas tecnologías nos brindan la oportunidad de hacer realidad un acceso al crédito más sencillo y universal, sobre todo después de las restricciones financieras que han padecido empresas y ciudadanos como consecuencia de la situación económica. Gracias al Big Data, ahora podemos combinar miles de variables, tomar una decisión informada sobre la concesión de un crédito y responder al cliente sobre su solicitud con rapidez”, ha comentado Eduardo Marín, country manager de Zaimo en España.

Así, los consumidores pueden solicitar un crédito de hasta 3.000 euros o utilizar los productos de financiación flexible, como flexiCredits, tarjetas de prepago o e-wallet.

www.zaimo.es

Deja un comentario