Revolution Banking SP 2016

Las tendencias tecnológicas que llevarán a la banca al futuro y la acercarán a sus clientes

By on 30 octubre, 2014
Inteligenz hombre pantalla

IntelygenzLa banca es uno de los sectores que está experimentando una mayor transformación con la ayuda de la tecnología. La exploración de nuevos canales para comunicarse con sus clientes, así como la utilización de nuevos dispositivos y tecnologías, pueden contribuir al acercamiento de las entidades bancarias a un público cada vez más dependiente de las nuevas tecnologías, tanto empresas como particulares.

No obstante, la complejidad de muchos procedimientos bancarios, así como la inexistencia en muchos casos de un software estándar para automatizarlos plantea no pocas dificultades a los bancos a la hora de adoptar nuevas tecnologías para automatizar sus procesos y agilizar tareas.

Según Enrique Romera, Jefe de Proyectos de Intelygenz: “Para muchas de las operaciones que se llevan a cabo en un banco no existe un software estándar, por lo que una aplicación desarrollada a medida puede automatizar muchos procesos internos de cierta complejidad”.

El desarrollo de software a medida puede suponer un importante ahorro en el día a día de los bancos, No sólo de tiempo, sino también de recursos, ya que un programa específico puede automatizar procesos que en muchos casos implican el análisis a mano de hojas de cálculo. En la generación de estas hojas y su posterior análisis pueden intervenir varias decenas de personas de distintos departamentos, lo que ralentiza el análisis y la toma de decisiones cruciales. Por ejemplo, a la hora de evaluar riesgos para la concesión de créditos. Lo mismo sucede con las auditorías internas, procesos que sin un apoyo adecuado de la tecnología pueden consumir un tiempo precioso.

Intelygenz grupo

Los departamentos de IT de las entidades bancarias también pueden beneficiarse del desarrollo de herramientas a medida, especialmente a la hora de adoptar programas de BYOD (Bring Your Own Device). Por ejemplo, con la creación de portales de descarga de programas para empleados, con las opciones necesarias para asignar permisos para que los empleados utilicen únicamente las apps que necesitan en función de su cargo y responsabilidades, cumple una doble función.

Pero estos no son las únicas áreas que pueden beneficiarse de un desarrollo tecnológico a medida. Así, un portal de Recursos Humanos o un Organigrama actualizable en tiempo real pueden resultar de gran ayuda a los departamentos encargados de la gestión del personal. Y los escritorios virtuales, adaptados a cada sección, y con la posibilidad de que los empleados puedan personalizar algunas de sus funciones puede redundar en una reducción notable del tiempo que emplean en realizar determinadas tareas.

Los temas más en boga en el mundo de la tecnología no son extraños para el sector de la banca. El almacenamiento de información en la nube y el trabajo con grandes cantidades de datos (Big Data) son algo habitual en las entidades bancarias. Dada la relevancia e importancia de la información que manejan en la práctica totalidad de ocasiones, deben contar con herramientas que minimicen los riesgos de pérdida de datos y mejoren la eficiencia en el mainframe del banco. Un ejemplo de esto lo constituyen las aplicaciones que eliminan la dependencia de una nube concreta, con lo que se permite contar con la posibilidad de poder balancear la carga de información a varios servidores en distintas nubes.

Otro de los aspectos que puede solucionar la adopción de desarrollos específicos es la relación entre una entidad bancaria y sus filiales, así como las compañías que precisan utilizar determinados datos que obran en poder del banco. La solución para esto pasa por la puesta en marcha de APIs abiertas por parte de la entidad bancaria que necesite ceder sus datos a otras entidades o empresas asociadas o que lo requieran. Así podrán utilizarlas para desarrollar aplicaciones y extraer y utilizar los datos que necesitan para trabajar, de forma rápida y sencilla.

Los wearables, como las Google Glass, también tendrán un impacto significativo en la agilización de determinados procesos bancarios, como en la recepción de visitas que cuenten con una cita concertada con un empleado o directivo de la entidad. Sólo con conocer su nombre, por ejemplo, un recepcionista equipado con unas Google Glass puede ver, de un solo vistazo y ante sus ojos, el motivo de la visita del cliente o con quién tiene una cita, por lo que puede dirigirle con rapidez a lugar en el que se celebrará la reunión y avisar a su interlocutor para que le reciba.

Las redes sociales no sólo pueden ser un apoyo para los bancos como elemento de control de contactos para efectuar pequeñas transferencias con la ayuda de un teléfono inteligente, sino también un canal de comunicación más para acercar la entidad al cliente y que se inscribe dentro de la estrategia Omni-Channel promovida por el equipo de Intelygenz.

Por ejemplo, con la implantación de un robot desarrollado específicamente para atender consultas a través de Twitter se puede conseguir que identifique determinadas palabras de una consulta efectuada a la cuenta de Twitter de la entidad bancaria en cuestión, y hacer que se emita una respuesta automáticamente que solucione la pregunta.

Algo parecido ocurre con los nuevos dispositivos vestibles, como los relojes inteligentes. Gracias a ellos, sus propietarios pueden recibir información sobre sus operaciones sin necesidad de sacar el teléfono del bolsillo o de acudir a una oficina bancaria, además de poder autorizar o rechazar transacciones sólo con un toque.

En definitiva, la adopción de la tecnología adecuada puede resultar beneficiosa, tanto para las operaciones internas del banco, como para las externas, ya sea en cuanto a operaciones con clientes finales como con empresas.

Deja un comentario