Revolution Banking SP 2016

Líderes del sector financiero desvelan el reto de la rapidez en la gestión del cambio

By on 31 octubre, 2014
AdaptiveMobile mundo

Ricoh_logoEl 73% de los líderes empresariales europeos cree que sus compañías tienen que ser más rápidas para adaptarse a las cambiantes condiciones del entorno. Aun así, tan solo uno de cada diez líderes del sector financiero se considera capaz de aprovechar nuevas oportunidades de negocio y de asumir los cambios rápidamente. En cambio, si tenemos en cuenta a los líderes empresariales del resto de sectores, esta cifra se eleva a dos de cada diez.

Estas conclusiones proceden del estudio “El reto de la rapidez”, realizado por The Economist Intelligence Unit y patrocinado por Ricoh, en el que han participado líderes empresariales de la banca minorista, corporativa y de inversión, así como del sector asegurador.

Según el estudio, las compañías del sector financiero, además de tener que lidiar con las demandas de sus consumidores, los organismos reguladores y los accionistas, deberán afrontar el reto de agilizar la gestión del cambio, adaptándose a los cambios tecnológicos y optimizando sus procesos de negocio críticos de forma rápida. De hecho, la necesidad de adoptar nuevas tecnologías, la captación y retención de clientes y la mejora de los procesos de negocio clave, son las áreas que requieren adoptar el cambio con mayor urgencia (en los próximos tres años), puesto que ya han ocasionado problemas al sector en el pasado. Además, existe una clara confianza de los líderes financieros en torno al desarrollo de nuevos productos y servicios, por lo que agilizar este proceso es otra de las áreas sobre las que conviene incidir.

Sin embargo, aunque el 54% de los líderes del sector financiero afirmó tener muchas ideas para hacer frente a todos los cambios del futuro, el 43% admite no disponer de la capacidad para implementarlas; una cifra muy elevada que no es superada por ningún otro sector. Este hecho puede deberse a la enorme cautela con la que deben actuar los servicios financieros para gestionar los intereses de todas las partes interesadas y tomar en consideración todas las normativas. Como consecuencia, los principales inconvenientes que los directivos del sector financiero han citado en el estudio son:

  • la pérdida de clientes (38%)
  • el aumento de los gastos (36%)
  • la exposición de la empresa a nuevos riesgos (35%)

Carsten Bruhn, vicepresidente ejecutivo de Ricoh Europe, afirma que “La previsión es que en 2014, 2015 y 2016 continúen presentándose retos para el sector financiero en su camino hacia el cambio. Aun así, si se incide en aquellas áreas que requieren una rápida transformación con mayor urgencia, las compañías del sector financiero podrán convertir rápidamente las desventajas en ventajas, consiguiendo así mejorar la capacidad de respuesta ante las necesidades de sus clientes, ser más eficaces y reducir la exposición al riesgo”.

“El sector financiero es el que encabeza la carrera hacia la transformación digital. De hecho, tal como pone de manifiesto este estudio, es el sector que utiliza más ampliamente la tecnología para operar con mayor rapidez. Sin embargo, los sistemas obsoletos e inconexos siguen ralentizando sus procesos. Es por ello que es primordial revisar los activos tecnológicos y simplificar los procesos documentales básicos”, añade Bruhn.

Los líderes financieros también opinan que las principales barreras que impiden aumentar la rapidez en la gestión del cambio y, por lo tanto, conseguir que las empresas sean más ágiles, están relacionadas con los procesos. En este sentido, el primer obstáculo al que tienen que hacer frente las compañías de este sector son los procesos burocráticos relativos a la toma de decisiones, seguido por la ausencia de plataformas tecnológicas interconectadas y, en tercer lugar, el insuficiente acceso a la información. Pero existen otros obstáculos a superar para lograr la optimización de los procesos de negocio. El más destacado es la falta de liderazgo en la gestión del cambio, seguido por el limitado tiempo del que disponen los directivos y el uso de tecnologías obsoletas.

Carsten Bruhn afirma que “Tratar de hacer frente a todos estos obstáculos y, al mismo tiempo, focalizar sus esfuerzos en el servicio al cliente, transformar los procesos internos y garantizar el cumplimiento de la normativa, es una tarea monumental para las organizaciones del sector financiero. Es por ello que sus líderes están bajo una gran presión. Poner solución a esta situación pasa por recurrir a la experiencia necesaria y liderar los programas de gestión del cambio a nivel interno que permitan implementar con éxito los nuevos procesos de trabajo, así como contar con servicios gestionados de comunicación a clientes”.

Deja un comentario