Revolution Banking SP 2016

¿Logrará Blockchain estar a la altura de las expectativas?

By on 11 mayo, 2016
Karl Rieder - GFT

GFT logo pequeñoDurante 2015 y también en 2016, la tecnología Blockchain ha generado grandes expectativas. Después del auge de Bitcoin, la tecnología Blockchain ha causado sensación en el sector de las TI, con un efecto similar al que causó el fenómeno de Big Data hace unos tres o cuatro años.

Las expectativas son tan altas que en el sector hay voces como la de Mike Gault, CEO de Guardtime, quien ha llegado a decir que la aplicación de esta tecnología podría «marcar el comienzo de una nueva era de finanzas democráticas y distribución de poder».

Es evidente que la tecnología Blockchain -y las tecnologías de contabilidad distribuida (DLT) en general- tiene mucho potencial. Al estar basada en la «distribución del crédito» y la descentralización, la tecnología Blockchain podría cambiar muchas de las prácticas actuales del sector de servicios financieros.

En esencia, se trata de un sector basado en la confianza: el mercado depende de terceros que ofrecen créditos a los diferentes participantes del mercado. En este sistema, los bancos actúan como intermediarios, poniendo en contacto a prestatarios con prestamistas y a compradores con vendedores. En este sentido, los bancos legitimizan las operaciones financieras entre todos los participantes del mercado.

Sin lugar a dudas, Blockchain ofrece la oportunidad de cambiar radicalmente el modelo actual. Las tecnologías DLT pueden utilizarse para prescindir de los intermediarios y facilitar la interacción directa entre las partes finales. De este modo, se consigue ahorrar costes y tiempo, además de mejorar la eficiencia y generar oportunidades de mercado. Por si no fuera evidente… ¡Esto podría ser revolucionario!

GFT Blockchain

El cambio será especialmente notable en aquellos mercados que actualmente son costosos, muy centralizados, con miembros que no son de confianza, susceptibles al fraude, que requieren el seguimiento de activos físicos o lógicos y que se beneficiarían de una mayor transparencia y democracia. Pueden ser públicos (como en el caso de Bitcoin) o privados (con un número limitado de participantes). De hecho, los mercados privados están listos para que la tecnología Blockchain empiece a aplicarse.

¿Dónde reside el potencial de Blockchain?

En la banca de inversión, existen varias aplicaciones en las que Blockchain tiene un gran potencial:

  • Gestión, emisión y custodia de activos: disponer de registros consensuados sobre la titularidad de los activos
  • Operaciones, validación de contratos y matching: consolidar una visión única de las operaciones del mercado
  • Compensaciones y liquidaciones: reducir los controles administrativos de los procesos de liquidación
  • Emisión de bonos y préstamos sindicados: crear un foro para transacciones entre varias partes
  • Gestión de colaterales: crear un registro de colaterales para reducir el riesgo de crédito de contraparte
  • Elaboración de informes normativos: permitir la transparencia de las operaciones en el mercado
  • Gestión de datos maestros: establecer un único registro de datos estáticos y de referencia

En todos estos casos, supone una gran ventaja el hecho de que Blockchain permite a varias partes compartir una visión común de las operaciones financieras con transparencia y seguridad. Al compartir los datos y una visión común, muchos de los servicios utilizados para registrar, validar, autenticar o aprobar las operaciones financieras ya no serán necesarios.

La tecnología Blockchain también puede aplicarse en la banca minorista, principalmente en los pagos y las remesas bancarias. Actualmente, los pagos y las transferencias de dinero al extranjero resultan costosos y lentos. Blockchain ofrece una forma más directa de realizar pagos transfronterizos. En realidad, hoy en día hay una lista sorprendentemente larga de empresas que ofrecen este servicio a través de Blockchain.

¿Blockchain o Corda?

Así pues, ¿conseguirá Blockchain dominar el mundo financiero? Puede que sí. O puede que no. Todavía debe superar algunos obstáculos tecnológicos importantes. Algunos tienen que ver con la regulación, como la posible asociación de la tecnología con actividades ilegales y la ausencia de una forma legal de registrar las transacciones. Otros son más técnicos, como la latencia asociada a la validación de transacciones y los problemas de escalabilidad. Y, por supuesto, también hay obstáculos relacionados con la seguridad, como los ataques a las aplicaciones, la división de las cadenas de bloques, los ataque de denegación de Servicio (DOS, según sus siglas en inglés), los ataques criptográficos, etc.

De hecho, existen algunas tecnologías que le hacen la competencia. Corda, por ejemplo, es una tecnología DLT «diseñada para los servicios financieros». En cierto modo, promete la misma capacidad de revolución que Blockchain, pero incluye algunas diferencias que la hacen especialmente interesante para el sector de los servicios financieros. Entre ellas, destaca el hecho de que Corda es más restrictivo respecto a la divulgación de datos, ya que solo las partes interesadas pueden acceder a los datos del contrato. Estas partes son las que validan la transacción y, por lo tanto, no se necesita un consenso más amplio y global. También cuenta con funciones normativas y de supervisión, tiene una arquitectura más abierta y ha sido creada con herramientas estándar del sector.

¿Cuál de las dos se impondrá? No está claro. Pero lo que sí está claro es que las tecnologías DLT permitirán realizar contratos inteligentes directamente entre las partes interesadas.

Karl Rieder, Director de Consultoría de Negocio en GFT España

Deja un comentario